Al visitar las tiendas de patchwork en Tenerife encontrarás una gran variedad de materiales destinados a la confección de prendas textiles, así como artículos indispensables tales como papel de molde, tiza de sastre, dedales y agujas.

En las tiendas de patchwork en Tenerife puedes ver un poco de la historia de esta técnica de costura artesanal al encontrar materiales como cordones y rellenos.

Antiguamente, se recurría a la retacería para aprovechar trozos de lienzo o para remendar alguna prenda que se hubiera roto o desgastado. Posteriormente, se desarrolló como una tendencia independiente y constituyó un recurso de gran valor ornamental tanto para vestir como para decorar.

Hay evidencias del uso del acolchado en una tienda de campaña funeraria en la tumba de la Reina Esi-mem-kev de Egipto que data de 980 a. C. En Siberia se ha hallado también una funda del siglo V a. C.

En el norte de África, Oriente Medio y Asia se desarrolló esta técnica, pero no entró en Europa hasta el siglo XI, cuando fue traída por los cruzados desde la lejana Palestina. Allí los musulmanes usaban el patchwork en sus tiendas, ropas y estandartes.

Comenzó entonces a extenderse en varios reinos europeos para todo tipo de decoraciones y prendas, inclusive las de uso eclesiástico. También se difundió el uso de ropas acolchadas como protección para los soldados en batalla, elaboradas de manera tal que los defendían de las flechas.

Uno de los usos más bellos y sofisticados fue el acolchado trapunto, desarrollado en Italia. Una muestra maravillosa es el edredón que representa la juventud de Tristán. Otra técnica fue el acolchado acordonado, donde un cordón traza los relieves y del cual se alcanzaron altas cotas artísticas en Italia y Portugal.

En Mercería Doña Carolina brindamos a nuestros clientes una amplia gama de telas y adornos para confeccionar las más bellas creaciones en patchwork.